Etiquetas

viernes, 3 de febrero de 2012

La situación de la economía china y las medidas puestas en marcha por el Gobierno.



 
Julia Carricajo de Caso
La economía China ha comenzado a tener signos de desaceleración  a finales de 2011, debido a una reducción de la demanda externa, pero también a causas internas como la evolución del mercado inmobiliario y su impacto en el mercado de la construcción. 

Las autoridades políticas han adoptado medidas selectivas, como la reducción del nivel de la ratio de las reservas obligatorias, además, instrumentos presupuestarios podrían igualmente activarse junto a un programa de viviendas sociales que apoyarían al sector de la construcción.

El índice Purchasing Managers Index (PMI) recogido por el National Bureau of Statistics, ha publicado un índice 49 (1º de diciembre 2011) frente a índices de 50,4 y 51,2 de los meses precedentes, lo que indica una inflexión del ritmo de crecimiento de la industria china. Otros signos expresan también esta situación, como el consumo de electricidad o los indicadores de producción industrial.

Las instituciones internacionales han bajado su perspectivas de crecimiento para 2011 y 2012; mientras que en 2010 el crecimiento se situó en 10,4%, para 2011 y 2012 se esperan crecimientos de 9,1 y 8,7% respectivamente. Sin embargo, estas previsiones de crecimiento son mas superiores que el 7% del crecimiento anual que figura en el 12º plan quinquenal.

Es evidente que el contexto macroeconómico internacional afecta el saldo comercial chino. El crecimiento de las exportaciones se desaceleran, las importaciones se mantienen elevadas,  la situación de la zona euro toca de lleno al sector exportador chino, y estas exportaciones a la zona son las que  mas se están resintiendo, ya que las destinadas a EEUU y Japón se mantienen.

Las zonas económicas de China centradas en exportaciones y dependientes de la economía de países desarrollados están inmersas en una delicada situación; por ejemplo, la situación de las PYMES de Wenzhou,  muy especializada en la exportación están necesitando medidas de apoyo del gobierno.

En cuanto a las causas económicas generadas en el interior del país,  la situación del mercado inmobiliario recoge indicadores de relativa estabilización, que, sin embargo no supone una sorpresa ya que era uno de los objetivos de la política monetaria desarrollada desde 2010 por el banco central (PBoC).  El gobierno ha tomado medidas administrativas especificas en el mercado inmobiliario.  

La situación puede afectar a  la banca y son los promotores inmobiliarios por encima de las familias los que están recibiendo una fuerte presión financiera debido a una importante falta de liquidez en el mercado.

Puede que el sector de la banca reciba el impacto del sector inmobiliario sobre sus balances, además las repercusiones llegarían al resto de sectores relacionados con el sector de la construcción, que aporta cerca de un 10% al PIB de  la economía china.

La inmediata reacción de las autoridades chinas que ha puesto en marcha  medidas directas para frenar la desaceleración, y que  van desde la política crediticia hasta la política fiscal, donde la PYME es la mas beneficiada; además China dispone de un importante margen de maniobra monetario y presupuestario.

En el plano monetario, el People's Bank of China (PBoC), toma una primera medida emblemática con la reducción de 50 puntos de la ratio de reserva obligatoria (RRR) para todas las instituciones financieras. Por ahora no necesariamente significa una bajada de tipos de interés,

Todos saben ademas de las limitaciones de las políticas monetarias y la importancia de las  políticas presupuestarias, que deben ponerse en marcha. 

El gobierno chino cuenta con el importante crecimiento de las finanzas publicas chinas (28% de media en los 10 primeros meses del año 2011, mientras que se esperaba un 8%). El gasto público pondría liquidez en el sistema y vendría en apoyo de los sectores estratégicos y de las PYMES, pero también para sectores que impulsen el consumo, como protección social, salud y educación, todos ellos junto a programas de vivienda social.

El 12º plan quinquenal, prevé la construcción de 36 millones de viviendas sociales, los gobiernos locales, sin embargo, esperan una revisión a la baja de este objetivo, ya que, ademas de estar inmersos en elecciones, sus presupuestos locales no podrían cumplirlo.

Sin embargo todo ha sido previsto en el 12 º plan quinquenal, donde se fija un objetivo de crecimiento del 12% de media anual entre 2011 y 2015; la coyuntura económica preocupa al gobierno chino y pondrá las medidas oportunas para equilibrar la situación actual de la economía china.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.